Make your own free website on Tripod.com

.

link_acero_y_vapor_redu_01.gif (8211 bytes)

PORTAAVIONES

DEL YORKTOWN AL MIDWAY. 1936-1945

 

Tras la mala experiencia del RANGER de 1933, nave demasiado pequeña para ser un buen portaaviones, la marina estadounidense proyectó un nuevo tipo de portaaviones más grande y adecuado a las operaciones aeronavales. estas naves de la clase YORKTOWN (3 unidades) de 1936 fueron un gran éxito y de ellos descienden todos los portaaviones norteamericanos. Estas 3 naves fueron las vencedoras de Midway y una de las clases de buques más exitosas de la historia. 25.000 ton. 33 nudos. Eslora 246,7 m. Manga 25,3 m. Calado 8,8 m. 8-127 mm. 16-28 mm. 16-12,7 mm. 3 catapultas. 82 aviones. Blindaje vertical 102 mm. y horizontal 76 mm. 2.919 hombres en tiempo de guerra.

n_p_yorktown_01.jpg (33518 bytes)

El YORKTOWN en preguerra.

 

Los portaaviones de la clase SHOKAKU (2 unidades) de 1939 fueron la exitosa respuesta japonesa a los YORKTOWN. Estas naves fueron grandes ejemplos de buenas construcciones. ¿Fueron mejores que sus contrapartes norteamericanos de la clase YORKTOWN? Evidentemente si. Hasta la llegada de los ESSEX norteamericanos estas naves fueron los mejores portaaviones del mundo.

n_p_shokaku_01.jpg (15795 bytes)

El magnífico SHOKAKU japonés. La nave portaaviones más avanzada de su época.

 

El alemán GRAF ZEPPELIN de 1938 fue el único portaaviones botado por Alemania en toda su historia. Nunca fue completado. La irracional oposición del mariscal Göring a la aviación naval impidió su muy necesaria conclusión para las necesidades de la Kriegsmarine. Hubiera sido una formidable nave, aunque con escasa capacidad aérea y más escasa protección. 28.090 ton. 33,8 nudos. Eslora 262,5 m. Manga 36,2 m. Calado 8,5 m. 16-150 mm. 12-105 mm. 22-37 mm. 28-20 mm. 2 catapultas y 42 aviones. Blindaje vertical 100 mm. y horizontal 60 mm. 1.760 hombres.

n_p_grafzeppelin_01.jpg (27296 bytes)

La botadura del GRAF ZEPPELIN fue un momento festivo en Alemania que el infantil Göring no tardó en truncar.

 

LA CUESTIÓN DE LA PROTECCIÓN

Como hemos visto, estas naves fueron concebidas como todas las demás y, hasta el momento, los portaaviones no eran más que cascos de cruceros o acorazados con un hangar y una cubierta de vuelo encima. Por ello, la protección de estas naves seguía el mismo esquema de los buques de batalla: una cintura acorazada y la cubierta protectora que protegía las calderas, las máquinas y los pañoles de municiones.

Era un error. Pero nadie pareció darse cuenta de ello. El enemigo de los portaaviones no eran los disparos de las naves de batalla, sino las bombas y los torpedos aéreos de los aviones embarcados enemigos. Nadie pensó en blindar las cubierta de vuelo de los portaaviones, precisamente el lugar al que irían dirigidas todas las bombas. La batalla de Midway lo demostró al irse al fondo 4 grandes portaaviones que no tenían sus cubiertas de vuelo acorazadas. Así las bombas penetraron a través de sus frágiles cubiertas de fina chapa y madera para alcanzar los hangares repletos de aviones, bombas, torpedos y gasolina, convirtiendo a las naves alcanzadas en sucursales del infierno sobre el agua. En el caso japonés, las cubiertas, para ahorrar peso, habían sido diseñadas para soportar únicamente el peso de los aviones. No es de extrañar que se las llamara "cubiertas de cristal".

 

 

Las naves británicas de la clase ILLUSTRIOUS (6 unidades) de 1939, fueron los primeros portaaviones del mundo que se construyeron con la cubierta de vuelo acorazada. Un blindaje de 76 mm. que convirtió a estas naves en monstruos invulnerables frente a las bombas aéreas. Cuando sirvieron el el pacífico en 1945, resistieron sin problemas los ataques Kamikaze mientras sus homólogos norteamericanos se convertían en antorchas. Pero aún más importante fue el que estas naves sirvieran de inspiración a los norteamericanos para construir sus gigantescos MIDWAY, los primeros portaaviones estadounidenses con la cubierta de vuelo acorazada. Estas naves tenían un solo fallo, y además muy importante: habían sido diseñadas para "acompañar" a los acorazados. Los lores del mar británicos aún no creían que el portaaviones hubiera alcanzado la mayoría de edad, lo consideraron un "auxiliar" de la flota y dotaron a estas buenas naves de una línea de vuelo de 36 aviones (menos de la mitad de los que llevaba habitualmente un homólogo nipón o norteamericano) y además, había el doble de torpederos que cazas. A pesar de ser buques muy limitados por su desplazamiento y dimensiones fueron buenas naves adelantadas a su época. 26.812 ton. 30,5 nudos. eslora 227,68 m. manga 28,96 m. calado 8,53 m. 16-114 mm. 48-40 mm. 1 catapulta. 36 aviones. Blindaje vertical 114 mm. y horizontal 76 mm. 1.300 hombres.

n_p_victorious_01.jpg (14830 bytes)

El VICTORIUS lanzando un avión torpedero Swordfish, el avión que se convirtió en el héroe de la caza del BISMARCK y del famoso ataque a Tarento que sirvió de inspiración a Yamamoto para planear el suyo a Pearl Harbor. Observa las antenas de radio en posición erguida (se abatían durante los apontajes) y el cilindro del palo que contiene el radiofaro Tipo 72 para navegación aérea).

 

Las magníficas unidades norteamericanas de la clase ESSEX (¡25 unidades!) de 1942 fueron un desarrollo de la clase YORKTOWN, más grandes, más pesadas, con mejor y excelente armamento y sistemas e igual capacidad aérea. Esta clase fue la más numerosa de portaaviones jamás construida y fueron el símbolo de la gigantesca capacidad industrial de los Estados Unidos que comenzó la guerra con 6 portaaviones y la acabó ¡con 160! 33.700 ton. 33 nudos. Eslora 270,66 m. manga 28,4 m. Calado 8,8 m. 12-127 mm. 72-40 mm. 70-20 mm. 2 catapultas y 80 aviones. 3.450 hombres.

n_p_phillipinesea_01.jpg (16794 bytes)

El PHILIPINE SEA en posguerra, con parte de su tripulación formando a proa las siglas CVC 2 que identificaban a la nave.

 

Los excelentes y gigantescos MIDWAY resultaron del detenido estudio de las características del portaaviones británico ILLUSTRIOUS, que resultó gravemente averiado por bombarderos alemanes en aguas de Sicilia en enero de 1941, y fue enviado a reparar al arsenal norteamericano de Norfolk debido a la saturación de los astilleros británicos. Los técnicos estadounidenses comprobaron las bondades de la cubierta de vuelo acorazada que había salvado a la nave de la destrucción y la marina decidió que las nuevas naves que seguirían a las ESSEX incorporarían tal característica con una  cubierta acorazada de 203 mm. Las naves de esta clase (3 unidades) de 1945 eran los portaaviones más espectacularmente gigantescos del mundo, los mejor armados y los mejor protegidos. Estas naves, convenientemente modernizadas, prestarían servicio hasta los años 90 del siglo XX. 56.000 ton. 33 nudos. Eslora 295,2 m. Manga 41,5 m. Calado 9,8 m. 18-127 mm. 84-40 mm. 28-20 mm. 2 catapultas y 137 aviones.  

n_p_coralsea_01.jpg (43266 bytes)

Magnífica vista del CORAL SEA con parte de su numerosa línea de vuelo estacionada en la popa. Observa a los dos marineros más a proa y date cuenta del gigantesco tamaño de estas formidables naves que hasta hace muy poco se han paseado por los océanos.

ÍNDICE